¿Quiénes Somos?
¿Cómo Trabajamos?
 
Jornada de Jóvenes
Jornada de Adolescentes
Guadalupe
Urda
Jornada Mundial
Javierada
Roma 2009
 
Copa Sepaju
Semana de Cine Espiritual
Voluntariado
Otras Actividades
Noticias
 
Revista Betania
Programa de Radio
Inicio
¿Qué son los DeD?
Los DeD
en la Diócesis de Toledo
Carta del Sr. Arzbispo
Comisión Técnica

¿Quieres acoger en tu familia?

¿Puedes alojar a muchos jóvenes?
Descargar cartel (jpg)
Descargar Diptico DeD (pdf)
Actividades Parroquias
 
CONTACTA:  spjtoledo@yahoo.es    


 acceso comisión técnica


¿QUÉ SÓN LOS DÍAS EN LAS DIÓCESIS?

El programa "Días en las Diócesis" (DED) se desarrolla los días previos a la Jornada Mundial de la Juventud. Del 11 al 15 de agosto de 2011, muchas diócesis españolas ofrecen a los jóvenes venidos fuera de España que participen en la JMJ la posibilidad de pasar un tiempo de convivencia con otros jóvenes, en preparación de la JMJ.

El plan de esos días varía de diócesis a diócesis, e integra actividades culturales, visitas históricas y momentos de fiesta, y también tiempos de oración y celebración en los santuarios y lugares de peregrinación, que forman parte de la identidad religiosa local.

Cerca de 60 diócesis españolas acogerán a los jóvenes que quieran acudir a los Días en las Diócesis la semana previa a la JMJ. Cada diócesis ofrece alojamiento gratuito en colegios, centros parroquiales, polideportivos y casas particulares. En cambio, los planes de cada diócesis varían respecto a la manutención: en algunos casos será ofrecida gratuitamente, y en otros los peregrinos tendrán que cubrir sus gastos. Para esto, cada grupo se pondrá en contacto directo con la diócesis de acogida, para llegar a un acuerdo.

Las contribuciones al Comité organizador cubren exclusivamente los días de la JMJ, del 16 al 21 de agosto de 2011.

Los DED comenzaron en 1997. Con motivo de la JMJ de París, la Iglesia en Francia promovió estos encuentros, como un modo de facilitar la pastoral juvenil de las diócesis francesas, de conseguir que Francia entera acogiera a los peregrinos venidos de otros países, y de animar a los jóvenes franceses a acudir a la JMJ.

La experiencia fue tan buena que fue adoptada también en las siguientes JMJ de Italia, Canadá, Alemania y Australia. En esos países, los DED han incluido actividades de muy diverso tipo: encuentros con los jóvenes y las familias, conciertos, vigilias de oración, trabajos sociales para la comunidad o los más desfavorecidos, etc.

También las diócesis españolas abrirán sus puertas a los peregrinos de la JMJ. Los jóvenes que quieran participar podrán conocer la riqueza de la cultura española, su rica tradición católica, cuyas raíces se hunden en los apóstoles Pablo y Santiago, quienes probablemente evangelizaron en nuestra patria, cuando el Señor les envió hasta el Finis Terrae a predicar el Evangelio.

España es una nación de mártires, santos y misioneros, que ha dado a la Iglesia figuras como san Ignacio de Loyola, santa Teresa de Jesús, san Juan de la Cruz, y más recientemente, el padre Poveda, San Josemaría Escrivá de Balaguer, etc. Quien participe en los DED podrá conocer más a fondo la historia y la cultura españolas, tener unos días de comunión con los jóvenes españoles, y también difundir la Buena Nueva del amor de Cristo en nuestra tierra.

Los DED terminarán el 15 de agosto, fiesta de la Asunción de Nuestra Señora, con la Misa en la que el obispo diocesano enviará a los jóvenes a Madrid para unirse a los actos de la JMJ.

Los objetivos del programa DED son muy parecidos a los de la propia JMJ:

  1. Un encuentro personal con Cristo que cambia la vida y la llena de alegría, especialmente en los sacramentos de la Eucaristía y la Reconciliación;
  2. Experiencia vital de la universalidad de la Iglesia católica como comunión, y de la paternidad espiritual del Papa;
  3. Redescubrimiento de la vocación bautismal a la santidad, llamados a ser miembros activos de la Iglesia, responsables de la nueva Evangelización del mundo contemporáneo.

De acuerdo con esos objetivos, el programa de actividades integra distintos tipos de actividades que promueven:

  • La oración: que los jóvenes tengan la oportunidad de participar en la Eucaristía y en dedicar tiempo a la oración personal;
  • La solidaridad: que practiquen su generosidad con los necesitados y su responsabilidad social, dedicando algunas horas a echar una mano en alguna labor de la Iglesia con los necesitados, o a contribuir a la solución de algún problema social, de acuerdo con las autoridades locales;
  • La cultura: que conozcan las raíces cristianas de tantas manifestaciones de la cultura española ("la fe hecha cultura", en palabras de Juan Pablo II), y que profundicen en su conocimiento de la fe a través de tantas manifestaciones de arte cristiano: ver cómo las generaciones precedentes de cristianos han evangelizado a través del arte.
  • Y ciertamente, los jóvenes organizarán actividades históricas, deportivas, musicales, artísticas, gastronómicas, etc.

 

     
 

Secretariado de Pastoral Juvenil
Archidiócesis de Toledo